¿Por qué pintar? 5 razones para empezar a hacerlo

Hay muchas respuestas a la pregunta «¿por qué empezar a pintar?» el motivo va mucho más allá de querer ser famoso, ver tus obras expuestas en una galería de arte reconocida o vender tus cuadros.

Muchas personas deciden abandonar sus trabajos y estudios para entregarse en cuerpo y alma al arte los siete días de la semana. Y sí, lo hacen porque es hermoso y porque les apasiona. En este post verá por qué debería empezar a pintar por su bienestar, para tener una vida mejor, más tranquila, más divertida, más interesante y más estimulante. Cualquier pintor miniaturas puede asegurarlo.

Por qué pintar es bueno para todos: aquí hay 5 puntos

Sí, pintar y dibujar pueden aportar grandes beneficios, incluso y sobre todo a aquellas personas que, en el 99% por ciento de su tiempo, hacen otra cosa. De hecho, la misma acción de pintar también mejora sustancialmente sus otras actividades.

De nada sirve esconderse detrás de la excusa del “no tengo tiempo para pintar”; si consigue organizarse correctamente, puede encontrar algún espacio sin problemas. Hasta el mismo Winston Churchill, quien para bien o para mal dirigió a un país en algunos de los pasajes más oscuros del siglo pasado, continuó cultivando la pintura, entre otras cosas, alcanzando resultados respetables.

En definitiva, realmente cualquier persona, independientemente de su profesión y su formación, puede empezar a dibujar y pintar. Con esto en mente, es momento de que entienda por qué pintar es beneficioso para su vida.

Deberías empezar a pintar porque mejora la concentración

¿Alguna vez has visto a un niño mientras intenta colorear algunas figuras con un montón de colores y rotuladores? Mirándolo de lejos, sin molestarlo, lo verás totalmente absorto en esa actividad, como si en ese momento no hubiera nada más en el mundo, o al menos nada más importante. Un dibujo para colorear, un juego de rotuladores, o lápices de colores, pueden distraer a los niños de los dibujos animados, ¡y eso no es poca cosa!

Pues esa concentración propia de los niños que colorean también se puede replicar en los adultos: basta con darles lápices, rotuladores o pinceles en la mano. Estudios recientes han demostrado que la actividad de colorear y por tanto de pintar, obliga a las personas a pensar detenidamente en una sola actividad, eliminando distracciones y digresiones, lo que los ayuda a recuperar la concentración.

Y en esta época en la que todos intentan (sin éxito) ser multitarea, trabajar, leer noticias, responder mails y mensajes en WhatsApp, hacer ejercicio, tomar agua y tener una merienda en el mismo momento, encontrar la concentración por un rato no está que deba dejar pasar.

Deberías empezar a pintar porque estimula ambos hemisferios del cerebro

Probablemente ya sepa que el cerebro tiene dos hemisferios distintos, el derecho y el izquierdo. Ciertamente esto no es una lección de anatomía o neurología: basta recordar que el hemisferio izquierdo es el que se dedica a la lógica y la racionalidad, mientras que el derecho, por el contrario, está ocupado por procesos que tienen que ver con lidiar con las emociones y la creatividad.

La pintura, y el arte en general, tiene el gran beneficio de conectar estos dos hemisferios, generalmente distintos e involucrados en diferentes actividades. ¡El momento de pintar se convierte entonces en una oportunidad para seguir sus pensamientos más profundos! ¡Aquí hay otra razón por la que debería recoger sus pinturas y pinceles y volver a pintar!

Deberías empezar a pintar porque ayuda a la autoestima

Hay quienes quizás tienen demasiado, y hay quienes, sobre todo en momentos puntuales, no parecen tener ni nada. Esto se refiere al autoestima, que muy a menudo se pone a prueba en el entorno laboral y escolar.

La pintura, en este sentido, puede verse como una actividad de recarga, ya que, intento tras intento, el progreso será tal que hará que crea en usted mismo y en sus capacidades. Todo eso sin sumar la satisfacción y el placer de terminar un dibujo después de días y días de trabajo duro. (Y quizá después de varios intentos fallidos).

Deberías empezar a pintar porque te ayuda a descubrirte a ti mismo

Pinte un bodegón, un paisaje, una miniatura o el rostro de un transeúnte. En todos los casos, trazo tras trazo entiende algo más sobre usted mismo y su forma de ver el mundo. En realidad, la pintura le ayuda a detenerse, a desprenderse del mundo exterior, a liberar la mente y a dedicarse a usted mismo.

Deberías empezar a pintar porque estimula la creatividad

Aunque esta razón puede parecer un poco trivial, se encuentra entre las más importantes. El dibujo y la pintura son actividades que estimulan la creatividad: lo hacen cuando usted es un niño y lo siguen haciendo en la edad adulta.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *